Actualidad

Lluvia de Sangre

La arenosa entrada del mar en la cala
brillaba llena de conchitas y cristales
sin destruirse ni un àpice
silencio de olas, muerte asesina.
Dibujaba la arena conmoviendo a la gente
tal y como un pastel decorado en mente.

De golpe, bracitos amoratados flotando
De golpe, piececitos congelados navegando
Compran almas y las venden sin ley
al demonio más huraño, su rey
y el deseo más repelente, vehemente

Dinero de sangre de víctimas en masa,
demasiado jóvenes, muchos, demasiada tristeza
sangre de inocentes derramada en el dulce mar
Lluvia de oro de los traficantes
Agua de muerte de los imigrantes.